Macrojuicio a saharauis terminó con ocho condenas a cadena perpetua

E-mail Imprimir PDF

El macrojuicio duró 9 días

El macrojuicio celebrado en Rabat contra 24 saharauis, por la muerte de once agentes marroquíes en los sucesos de Gdaim Izik en 2010, se cerró este sábado con ocho condenas a cadena perpetua, otras cuatro a 30 años y ocho más a 25 años de cárcel, entre las penas más duras.

El Tribunal Militar que juzgó a los saharauis anunció a primeras horas de la madrugada del domingo su veredicto tras siete horas de deliberaciones entre sus miembros. El juicio se extendió durante nueve días sin interrupción.

Los delitos que según el tribunal quedaron probados fueron "violencia contra las fuerzas del orden con resultado de muerte, premeditación y mutilación de cadáveres", en grado de autoría o de complicidad.

Los saharauis escucharon impávidos las condenas, levantaron el puño en alto y profirieron proclamas por la independencia y la autodeterminación del Sáhara, como hicieron durante los nueve días del juicio.

A las afueras del tribunal, un pequeño grupo de nacionalistas marroquíes celebraron el veredicto al grito de "traidores" y "asesinos", reseñaron agencias internacionales.

Estas penas de largos años de cárcel, solamente dos de los juzgados recibieron dos años, contrasta con las expectativas de los abogados defensores y los observadores, tanto marroquíes como saharauis y extranjeros, que subrayaron durante toda la semana la debilidad de las pruebas.

Los 24 civiles saharauis fueron juzgados por los enfrentamientos de Gdeim Izik, un campamento de protesta levantado por 20 mil 000 residentes del Sáhara Occidental a las afueras de El Aaiún para reivindicar derechos sociales y económicos.

Los observadores internacionales coinciden en la falta de garantías procesales y en la vulneración del derecho internacional y de la propia legislación de Marruecos.

Una de las transgresiones de la normativa tiene que ver con el tiempo que los detenidos llevan en prisión preventiva: más de dos años desde sus detenciones, cuando la ley marroquí establece un máximo de doce meses.

teleSUR-EFE - ao/KMM

 

Videos